miércoles, 29 de octubre de 2008

Una Noche más


Desnude mi alma a tus abismos
Me mostré a tus ojos tal cual era
Confié en tus palabras y tu curiosa forma de ver la vida
En como atrapabas la atención de mis ojos
En tu estrategia para seducirme
En cada segundo que pasaba a tu lado
Me enamore, de tus manos tenues, que acariciaban mi espalda como nadie pudo en un pasado
De tus labios de seda, que con solo mirarlos encendían cada espacio de mi cuerpo
No puedo negarlo, todo para mi surgió desde el día en que te conocí
En aquella noche helada, ausencia en mi corazón herido
Viniste tú, a transformar en oasis el desierto de mis emociones
Me hiciste sentir, reincorporaste el amor a mis ideas
Reconstruiste todas mis estrategias
Te fui conociendo mas, nada me impedía quererte
Confiando en la sinceridad de tus pupilas, en la astucia de tus acciones, me oculté
Sufriendo de ceguera frente a una realidad imperante
No eras quien tanto idealice
Solo jugabas con mis sentimientos
Solo pretendías recibir de mis labios aquellos besos que aun no has probado
Solo querías desbordar mi pasión efervescente en una noche perturbada
Pues conociste de mí en solo instantes
Descubriste mi mayor debilidad en cuestión de segundos
El miedo al amor, el temor a sentir
A temblar en cuerpo y alma por el roce de otro cuerpo
La fobia de perderme en tu silueta
Y caer en la noción de que nunca te tuve, que nunca fuiste mío
Solo soñé, una noche más que en realidad me amabas.

1 comentario:

Emil dijo...

sorprendentemete increible no ay palabras para definirlo